Introducción. Capítulo Uno Tasogare no hime

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Introducción. Capítulo Uno Tasogare no hime

Mensaje  Zen Asakura el Sáb Dic 18, 2010 5:09 pm

Tasogare no hime (La princesa de las luces gemelas (crepúsculo))

En el reino de Towaalaito, había una niña que había crecido con los cuidados de Sorashiro. Nadie sabía de donde provenía esa niña aparentemente hiuma,(humana) Sorashiro la había recogido cerca de la entrada a su pueblo abandonada sin ninguna señal de la gente que la había dejado. Pero conformé crecía, aprendió tanto de la magia, como los grandes Hechiceros blancos, que llegó a un nivel que ni necesitaba de menos alimento a diferencia de los otros seres vivos, era tan lista como sus profesores o ancianos nantukos que habían vivido por muchos años, tenía una voz armoniosa y hermosa que podía comunicarse con sirenas y arpías por medio de canciones, creía en la existencia de otros mundos y dimensiones que describían la historia y origen de las familias existentes en Miraryan originado por la creencia de las historias fantásticas de héroes que leía desde pequeña.
Sorashiro, la amaba como a su propia hija, y quería tenerla como la princesa del reino de Towaalaito como su sucesora, pero para su sorpresa los encargados de los títulos la nombraron como Hikari no Cruseido (el título más alto en un caballero de la luz), por ganar en un coliseo que se realizó entre los diferentes reinos, sin matar a ninguno de los héroes que participaron, como: el hechicero azul el tritón representante de reino del mar, el Rey de las bestias del bosque, Victorio el dragón campeón por parte de las montañas, entre otros competidores. Obteniendo respeto, admiración y al mismo tiempo terror por parte de los otros reinos, esto lo logro apoderándose del ángel Belaima, que al enterarse de sus intenciones aceptó ser su espíritu acompañante, quien después fue entregado oficialmente por los clérigos considerando que es la más apta de conservar a una de las esencias más fuertes del reino.

La joven tenía entre dieciséis o dieciocho años (de edad humana), con un cabello largo entre un tono rojizo y un rosa brillante, le gustaba dejar un poco despejado la frente de cabello, sus ojos eran de un azul profundo como el fondo del océano que se aclaraban con la tenue luz del sol, el tono de su piel era clara y tenía una cara alegre llena de vida con una seguridad y fortaleza como la de su madre. Su nombre era Kotorimu.
Frecuentemente llevaba vestidos largos de color blanco o azul como los de su madre, pero cuando salía, siempre llevaba una blusa delgada de manga larga de color blanco con líneas azules y un pantalón oscuro.

Dentro del castillo tenía tutores, a quienes planeaba entregar un trabajo sobre investigaciones que tenía acerca de la existencia de otros mundos, como lo ultimo para terminar sus estudios, por medio de libros sobre estrellas y constelaciones había construido un modelo del sistema solar el cual se mantenía girando conforme actúa realmente, trataba de hacer explicar diversos fenómenos y de donde habían provenido las diferentes clases de familias de diferentes especies. Todo esto generado por su admiración y gusto por las historias sobre héroes jóvenes quienes emprenden viajes por salvar su mundo, ella esmerada por ello además de admiración quería ser como esos héroes en vez del papel de la princesa o heroína principal.

-Toc Toc, Toc, Toc, Himesamaa su profesor la está llamando, ya debió de haber entrado al salón de clase uwaa, pero que hace? Por que me jalaaa.
-Haa que bien se siente estar aquí-, me relaja estar aquí en medio del pequeño lago afueras del palacio.
-Himesamaa volvamos al palacio, su madre se va a quejar de que haya dejado la clase otra vez, y se anda quejando en frente de mí como si me regañara.
- Yorikaze hay cosas a las que debes de estar aferrada por tu honor, responsabilidad u obligación pero hay otras las cuales solo son actividades pasajeras que se les da un horario por cuestiones de otros.
-Entonces ayúdeme que en mi posición de maid encardaga de su persona me vienen todas las reclamaciones por parte de los demás.
-Más por tu posición tienes mas autoridad que las demás, ven a nadar conmigo.
-jaa yo no me puedo secar la ropa y el cuerpo al instante como usted la hace- desde el incidente del coliseo que quiso desmayar a la reina me tiene a su lado, aún siendo una hanyou (mitad humana mitad youkai) me trata bien y la he estimado desde que era una niña aunque juego juega con mis orejas o cola de gato.

Yorikaze era una niña que fue criada en el palacio y desde pequeña era responsable pero algo torpe en actividades físicas que se requerían de agilidad, tenía un cabello largo de color café, con un gran moño rojo detrás de sus orejas de gato, estas eran grandes que se movían como dando brinquitos (piku piku) o se agachaban cuando presentaba cualquier cambio de estado, tenia unos ojos de color ámbar, vestida de un uniforme antiguo de criada europea de color azul claro con un delantal blanco y una cinta azul en la cintura, una cola larga de color café de gato, un pequeño moño rojo en el cuello, y una cofia en la cabeza.

Ella poseía la habilidad de utilizar una magia algo extraña y limitada, el cual consistía en cambiar la forma física de los objetos o reunir diferentes tipos de materia para juntarlo y crear algo diferente, similar a lo que usaban los alquimistas (le resultaba muy útil para reparar los platos que se le caían en la cocina).Yorikaze tuvo una formación educacional para una futura meido elite (Another One), el cual además de los quehaceres de la casa debía de desarrollar actividades físicas amplias con el objetivo de proteger a su amo (ama en su caso). El cual comenzó desde pruebas sencillas caminar con libros en la cabeza como a las princesas, hasta recorridos entre altos árboles llenas de trampas y obstáculos que tenía que evitar para llegar a su meta como los ninjas, práctica de ejercicios físicos para tener buena agilidad y velocidad como los samurái entre otras cosas: como eran de ir a un río con enormes piedras de las cuales tenía que saltar por que las destruían, pasar por montañas en donde tenía trampas con cuerdas y hoyos.
Yorikaze era tranquila y le tenia mucho afecto a Kotorim quien siempre la trató bien como amiga intima, ya que de pequeña se sentía muy insegura al ser diferente a los demás y que su tutora quien era una hanyou al igual que ella no era su madre aunque actuara como tal y la estimaba, siendo seria entre todas sus pruebas y como asistente personal de Kotorim era como la superiora de otras criadas que de edad eran mayores que ella.

-Himesamaa volvamos al palacio le prepararé el pastel de fresa y durazno que le gusta.
-Huun no suena mal, pero que más?
-auuun y decoraremos el primer piso como quería y …y…
-Lo considerare si me das el pastel sobre tu cuerpo cubierto solo de crema.
-Pero qué cosas dice himesama!!
-Hahaha, siempre es divertido ver tu reacción, ya sabes que es broma, no te pongas tan roja.
-auuuu- por que siempre me tengo que imaginar las cosas tan directamente.
-Yorikaze! Escuchaste eso?

Yorikaze levantó un poco sus orejas y distinguió el ruido de unos metales chocando además del ruido de movimientos agitados, gente corriendo y cayendo.
Kotorim salió el lago, paso su mano por su blusa y este se secó de momento.

-vamos a ver!-

Yorikaze asintió con la cabeza, sabía que era algo extraño escuchar eso fuera del palacio, en donde en ocasiones entrenaban los soldados, y de donde provenía el sonido era fuera de la muralla de la ciudad.
Al salir de la muralla de piedra Kotorimu corría viendo a los alrededores seguida de Yorikaze, hasta después de estar corriendo unos 10 metros guiada por el sonido de las pisadas y choques llegó a ver la figura de un joven sentado y recargado en un pequeño árbol, sosteniendo su brazo izquierdo.
Las dos se acercaron hasta donde pudieron observarlo bien, era un joven de apariencia humana entre quince o dieciséis años, con el cabello liso y de color café oscuro, con la ropa toda rasgada, una amisa de color azul oscuro, pantalones cafés y una sudadera abierta de color negro.
El Joven estaba todo agitado y lastimado, pero a las cercanías del lugar todo estaba tranquilo, Kotorimu trata de acercarse más para ver su rostro, pero en el intento de mirar hacia sus ojos, el joven trata de evitar verla girando bruscamente hacia un lado golpeándose la cabeza con una rama gruesa del árbol, dejándolo caer perdiendo la conciencia.

Kotorimu voltea a ver hacia Yororimu con una sonrisa mañosa diciendo en voz baja
-Niaa-

Yorikaze solo juntó las manos en frente de su pecho agitando la cabeza en signo de negación mientras pensaba cando ella sacó una costal de kome (arroz japonés de no se donde) y trataba de meter al joven.

-Pero que pretende hacer himesama, no piense en cosas malas.
Al final Yorikaze le ayudó a cargar al joven con la ayuda de un circulo de viento que hacia el peso mucho más ligero para ellas.
-Ya sabes que fuera de los pueblos es imposible que viva una persona por su cuenta, su vestimenta es diferente al que conocemos, es parte de nuestro deber como similares ayudar al prójimo cuando está en problemas, vamos a llevarlo al palacio y el día de mañana le explicaremos lo sucedido a mi madre.
-Pero entonces por que es la necesidad de llevarlo escondido?!
-Mi madre se duerme con que se oculte el sol si no hay nada en particular que hacer, el sujeto también ha quedado dormido esperaremos para mañana.
-Bueno le roceamos un elixir para limpiar y sanarlo pero en donde lo dejaremos hasta mañana?
-Nuun ese es el problema, por el momento déjalo en tu habitación y vendré por él más tarde para llevárselo a mi madre al amanecer.
-Quee?!
Kotorim sale de la habitación dejando al joven recostado en un sofá dentro del costal de komé además de atarlo y pensar que no se despertaría hasta el día siguiente por efectos del elixir
-Bueno hasta mañana te encargo al chico bye.
Yorikaze no pudo reaccionar ni decir nada después de que le dijeron eso y despedirse de ella de un beso en la mejilla.
Yorikaze vuelve a atar nuevamente las sogas con mas fuerza y de recuesta dirigiendo la cabeza hacia el sofá.
Según ella lo iba a vigilar en la noche, pero de lo calmado que estaba todo se quedó dormida, cuando se despertó se asustó de que en el sofá el costal estaba sin contenido y dio un grito.
-Kyaaa! Que es este ser hermoso!

Fin cap 1.
-Ya viste Yorikaze hasta que se publico de alguna manera.
-Si himesama hasta después de 8 años tomamos más forma.
-Al principio era más descripción y explicación pero de aquí en adelante será mas por diálogos y desarrollo, y más de los service cut de Yorikaze.
- No hay tal cosa! No hay dibujos todavía!
- No se pierdan nuestro próximo capitulo de la puerta del alma, UN VISITANTE DE OTRO MUNDO?, abre la puerta del alma!
-Hasta comercial de pv tiene con todo y frase, que vamos a hacer?
-Pero si tu vas a hacer los dibujos.
-Hoola vengo a aparecer en el comercial.
-He! x3? (sefia ga chin!)

avatar
Zen Asakura
Admin

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 11/12/2010
Edad : 29
Localización : Mexico D.F

Ver perfil de usuario http://ishikiyakumoke.latin-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.